Saltar cabecera y menú

Inicio - Financiación - Instrumentos Financieros - Detalle del instrumento

Hipoteca Volver

Contrato por el cual un deudor o un tercero afectan especialmente bienes inmuebles o derechos reales sobre éstos en garantía del cumplimiento de una obligación principal, en forma que, vencida ésta y no satisfecha, pueda hacerse efectiva sobre el precio de venta de aquel bien, con preferencia a los derechos de cualquier otro acreedor.

  • Importe elevado.
  • Larga duración: compromiso financiero importante, tanto para el presente como (y sobre todo) para el futuro.
  • Hipoteca inmobiliaria:

    La hipoteca inmobiliaria está regulada en la Ley Hipotecaria de 8-2-1946, de acuerdo con la cual, sólo podrán ser objeto del contrato de hipoteca:

    • Los bienes inmueble.
    • Los derechos enajenables con arreglo a las leyes, impuestos sobre bienes de aquella clase.

    Además de los anteriores requisitos, es necesario, para que quede válidamente constituida, que el documento en que se constituya se inscriba en el Registro de la Propiedad.

    Desde el momento de su constitución, los bienes sobre los que se impone, cualquiera que sea su poseedor, quedan sujetos directa e inmediatamente al cumplimiento de la obligación principal.

  • Hipoteca mobiliaria:

    Queda reservada la hipoteca mobiliaria para aquellos bienes de identificación semejante a la de los inmuebles, y, por tanto, claramente susceptibles de hipoteca.Los bienes susceptibles de hipoteca mobiliaria son:

    • los establecimientos mercantiles;
    • los automóviles y otros vehículos de motor, los tranvías y los vagones de ferrocarril;
    • las aeronaves;
    • la maquinaria industrial, y
    • la propiedad intelectual y la industrial.
    • Esta hipoteca debe constituirse en escritura pública, que deberá ser inscrita en el Registro especial creado por la ley.
  • Permite disponer de elevadas cantidades de dinero para afrontar inversiones importantes.
  • El dinero procede de una fuente sólida.
  • No se obtiene fácilmente.
  • Altos costes asociados.
  • En caso de incumplimiento, se pierde el bien.
  • Puede necesitar fuertes garantías de pago.