Saltar cabecera y menú

Inicio - Idea de negocio - Detalle del establecimiento

Oficina de representación Volver

Lugar fijo de negocios, establecido por una empresa no residente, con el objetivo de desarrollar una actividad de publicidad, promoción, suministro de información, realizar investigaciones científicas o análogas, realizar actividades de carácter auxiliar o preparatorio para la empresa.

En general, una oficina de representación podrá llevar a cabo todo lo excluyente de los términos que definen un establecimiento permanente, esto es, todo aquello que no sea la realización directa (parcial o total) de su actividad.

Convenios firmados por el Estado Español con otros países.

En ausencia de convenios, se aplicará la legislación española y se considerará que la oficina de representación será un establecimiento permanente.

No posee personalidad jurídica independiente de la de su matriz.

No requiere otorgamiento de escritura pública.

No requiere inscripción de escritura pública en el Registro Mercantil Provincial.

No existe capital social mínimo.

No existen órganos formales de administración, sino que las actuaciones las lleva a cabo el representante de dicha oficina en virtud de las facultades que se le hayan conferido.

Las oficinas de representación no pueden realizar operaciones comerciales, es decir, no pueden emitir facturas.

La empresa matriz es responsable de las deudas contraídas por la oficina de representación en su totalidad.

Impuesto sobre la Renta de No Residentes.