Saltar cabecera y menú

Inicio - Idea de negocio - Detalle del establecimiento

Sucursal Volver

Establecimiento secundario dotado de representación permanente y cierta autonomía de gestión, a través del cual se desarrollan, total o parcialmente, las actividades de la sociedad matriz.

Real Decreto 1784/1996, de 19 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Registro Mercantil (art.295).

No posee personalidad jurídica independiente de la de su matriz.

Requiere otorgamiento de escritura pública.

Requiere inscripción de escritura pública en el Registro Mercantil Provincial. Para la inscripción hay que presentar los siguientes documentos:

  • documentos acreditativos legalizados de la existencia de la sociedad matriz,
  • sus estatutos vigentes,
  • sus administradores y
  • el acuerdo de creación de la sucursal.

No existe capital social mínimo.

Representante legal, facultado por la sociedad matriz para administrar los asuntos de ésta.

A parte de este requisito, no existen órganos formales de administración o gestión.

Las sucursales deben llevar una contabilidad propia referida a las operaciones que realicen y a los elementos patrimoniales que tengan afectos. Además, la sociedad extranjera (la matriz) debe depositar en el Registro Mercantil de la sucursal sus cuentas anuales o, en su caso, las cuentas consolidadas que habrán sido elaboradas conforme a la legislación extranjera.

En el caso de que la legislación de la sociedad extranjera no preceptuase la elaboración de cuentas, o si lo hace de forma no equivalente a la legislación española, la sociedad ha de elaborar dichas cuentas en relación con la actividad de la sucursal en España.

No se establece idioma en el que deben estar redactadas las cuentas anuales para su depósito. Tampoco será necesaria legalización especial, bastando con la legitimación de la firma de los administradores por un notario local, cuya firma debe ser a su vez legitimada por medio de la apostilla de la Convención de la Haya en caso de que se trate de un país firmante, o por el cónsul español en funciones notariales.

La responsabilidad de la sucursal no es independiente de la de su matriz.

Basado en lo dispuesto en los Convenios de Doble Imposición aplicables al caso concreto.

En su defecto, las sucursales tributan por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes por la totalidad de las rentas que obtengan en España.